Fuera del Tablero

En honor de Julio Cortázar

 

¿Joven adulto, 

o Viejo de inaudita juventud? 

Te llamaré Julio, 

o, mejor, Horacio. 

 

Alto, 

delgado,

solitario, 

creces,

creces.

 

Tu imaginación traspasa ya 

las nubes.  

¿Las nubes? 

Pero ¿qué digo? 

si lo que tú quieres es romper 

las mismas puertas del cielo, 

y, si estirando la cabeza, 

no llegas, 

alargarás el cuello,

alargarás el cuello 

hasta que la piel, 

cual carrizo de río, 

se abra 

y con su solo de flauta 

te lance 

a la última casilla. 

Inspirado en Joven Adulto 2014 de Restituto Rodríguez

© 2019 by Lilvia Soto